Alcanzando a musulmanes por Jeremías Mattix

¡Comparte con otros! Share on Facebook
Facebook
169Share on Google+
Google+
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email
Print this page
Print

[Jeremías Mattix es un misionero que trabajó en Turquía por 12 años, ya ahora trabaja con la gente Turca en Chipre. El escribió este material en inglés, pero lo pude traducir para ser útil para personas habla-español. Este material nos ayudará a mejor entender la religión Islámica, su cultura, su cosmovisión y como mejor alcanzarles. El Islam es la religión que esta creciendo más rápidamente en el mundo, y esta muy cerca en numero al Cristianismo (numero que incluye Evangélicos, Católicos, y Sectas Cristianas) en numero de miembros mundialmente. Vale la pena saber lo que creen y también como alcanzarles. Material complementario: Estudio de Apocalípsis, Estudio de Daniel, y Conflicto israelí-palestino.]

Alcanzando a Musulmanes para Cristo

Introducción – Unos datos sobre el Islam:

  • Algunos datos demuestran que el Islam está creciendo mas rapido que el Cristianismo – generalmente tiene que ver en que tienen familias numerosas.
  • En aproximadamente 20 años el Islam sobrepasará al Cristianismo (incluye todos los grupos “Cristianos”) para ser la más grande en el mundo.
  • Si la presente tendencia sigue, para 2050 uno en cada dos niños nacerá en una familia musulmana.
  • Desde el ataque terrorista del 11 de Septiembre, 2001, se produjo un crecimiento impresionante del Islam. Se ve un fuerte resurgimiento.

Entendiendo su Religión –

  • El origen del Islam – Para poder alcanzar a musulmanes es esencial entender su religión. El Islam no es simplemente una religión; contiene una cosmovisión completa de vida y cultura. Antes del Islam, los árabes vivían como idólatras paganos en la Península de Arabia. Muchos judíos y cristianos vivían entre ellos. Esos cristianos eran mayormente Nestorianos, quienes tenían un concepto erróneo de la naturaleza divina de Cristo. Aun así, a Mahoma le impresionó su religión monoteísta y su moralidad, y él buscó implementar muchos de esos elementos a su nueva religion.
  • Los Inicios del Islam
    • Las revelaciones de Mahoma  – Mahoma empezó a tener visiones en las cuales el ángel Gabriel supuestamente le visitó y le dio unas revelaciones (610 DC). Al principio él pensó que estaba poseído por un demonio, pero con el apoyo de su esposa el empezó a predicar este mensaje.
    • Su ministerio en la ciudad de Meca – Mahoma empezó a enseñar a los árabes en su pueblo natal de la Meca. Él decía ser el profeta de los árabes, proviniendo de la línea de los profetas bíblicos. Al principio procuraba ansioso el apoyo de los judíos y de los cristianos, pero ellos mucho dudaban de sus enseñanzas. Él intentó convencerles que fuera, pero por fin le rechazaron, como también lo hizo la mayoría de la población. Por esta causa se mudó a Medina (Hijra – 622 DC).
    • Su ministerio en Medina – En Medina Mahoma fue recibido favorablemente y pronto fue aceptado como el líder de la ciudad. En cuanto recibió el apoyo de la gente empezó a robar las caravanas que iban a la Meca. Más tarde atacó a varios pueblos judíos. Después de muchas victorias él reunió un gran ejército y retornó a la Meca.
    • Su retorno a la Meca – El pueblo de la Meca ofreció poca resistencia a Mahoma y pronto él pudo tomar cargo de la cuidad. Luego él mandó emisarios a ciudades cercanas, formando alianzas con muchas de ellas. Pronto se estableció como el líder mayor y el profeta de Arabia. Mahoma murio en 632 DC.
    • Desarrollo del Corán – El Corán es una compilación de las visiones que tuvo Mahoma. Tiene 114 capítulos (suras) y  no está organizado cronológicamente, sino por tamaño de capítulo. Cuando Mahoma recibía revelaciones, los que estaban con él procuraban escribir todo lo que decía. Luego, estos escritos fueron reunidos en un libro. El Hadith, una colección de historias sobre el profeta, es también muy importante como una autoridad secundaria en el Islam porque explica las partes prácticas de su fe.
    • Crecimiento del Islam – Después de la muerte de Mahoma, el Islam fue liderado por una sucesión de líderes llamados Califas. Bajo este liderazgo el Islam se extendió velozmente para el Norte de la Península de Arabia y tambien por África del Norte. Después, bajo los otomanos, el Islam llegó a varias partes de Europa, y hasta amenazaba tomar todo el continente en ciertas ocasiones. Hoy por hoy el Islam es la religión mayoritaria en el Medio Oriente, África del Norte, y en la parte Sudeste de Asia. Temprano en su historia el Islam se dividió en dos: los Sunni y los Shia. Los Sunni forman la gran mayoría, aunque los Shia son especialmente fuertes en Irán.
  • Doctrinas básicas del Islam
    • Creencia en Alá – Creen firmemente que Dios es uno, sin rival ni compañero. Por eso  están fuertemente opuestos a la doctrina de la Trinidad.
    • Creencia respecto a los Últimos Días – Creen que en los últimos tiempos un gran líder (Al-Mahdi) surgirá para que el Islam sea victorioso sobre toda otra religión y que reinará sobre el mundo entero.
    • Creencia en los Ángeles – Creen firmemente en los ángeles y los demonios.
    • Creencia en las Escrituras – Creen que Dios se reveló a los judíos en el Antiguo Testamento (Tawrat Zabur), y a los cristianos en el Nuevo Testamento (Injil), aunque afirman que estas escrituras han sido alterados para ya no ser fidedignos. A consecuencia, para ellos el Corán es la última y autoritaria palabra de Dios. Así también el Corán solamente puede ser entendido a cabalidad en su lenguaje original: el árabe.
    • Creencia en los Profetas – Dicen creer en todos los profetas que han sido enviados, incluyendo a Moisés, David, y  Jesús. Creen que Jesús nunca pretendió ser más que un profeta. El último profeta – y el superior de todos – es Mahoma.
  • Los cinco pilares del Islam
    • Dar Testimonio (Shahada) – Su más básico testimonio de fe es la que repiten a diario: “No hay otro Dios fuera de Alá y Mahoma es su profeta”.
    • Oración Diaria (Salah) – Musulmanes deben de orar cinco veces al día. Los viernes se reúnen en la mezquita para oración colectiva y para escuchar un sermón.
    • Ayuno (Sawm) – Una vez al año, durante el mes de Ramazan, todos los musulmanes deben ayunar por treinta días desde la salida hasta la bajada del sol. Esto incluye no beber agua.
    • Dar Limosna (Sadakah) – Se les anima a todos los musulmanes que den a los pobres, al igual que ofrendar a la mezquita.
    • Peregrinaje (Haj) – Si está dentro de sus posibilidades, deben visitar la Meca, la ciudad natal de Mahoma.

Resumen: La mayoría de musulmanes solo son musulmanes por nombre. La mayoría no practica todos de los requerimientos anteriormente mencionados. La mayoría de ellos nunca han leído el Corán con atención por lo cual en general son ignorantes de las enseñanzas de su propia religión. Aun así, creen que fue un gran privilegio el hecho de haber nacido musulmán y que son superiores a cualquier otra gente. Cuando compartimos el Evangelio con ellos, es importante reconocer que aunque digan aceptar la Biblia (Tawrat, Zabur, y Injil), nunca la han leído, pues, ellos suponen que las copias que existen hoy son distorsionadas. Mientras dicen creer en Jesucristo, le ven como nada más que profeta. Con todo esto, la mayoría de los musulmanes tienen un deseo de conversar sobres cuestiones de religión y podemos destacar  varias similitudes entre nuestras el Islam y el Cristianismo como, por ejemplo, las historias de Adán, de Abraham, y de Moisés para poder introducir el Evangelio. Finalmente, es aconsejable no discutir la validez del Corán o cuestionar su profeta, porque para ellos son cosas sagradas y rápidamente se ofenden.

Entendiendo su Cultura –

  • Vergüenza y Honor – El Islam es mucho más que simple religión. Es una cultura que afecta todo aspecto de su vida. La cultura musulmana se centra en la familia; no hay lugar para el individualismo. Donde trabajas, con quien te casas, y la fe que abrazas, todo es determinado por tus padres o tus parientes. A consecuencia, una decisión resulta buena o mala a la luz del efecto que esa tendrá sobre el resto de la familia. Si algo trae vergüenza a la familia, eso ha de ser castigado, incluso con muerte. Entonces, si uno hace una decisión en contra de su familia es equivalente a cometer “suicido social” y hasta puede acarrearle daños físicos.
  • Relaciones – Relaciones interpersonales en el Medio Oriente son muy cercanas. Tanto que a veces puede ser sofocante. Individuos tienen poca libertad para escoger por ellos mismos. Las personas están en constante comunicación entre sí, y esto puede sentirse como una invasión de privacidad. Aun con todo esto es importante entender su necesidad de sentirse cercanos a otros y para estar constantemente en contacto.

Resumen: Es importante poder apreciar su íntimo círculo familiar y poder entender cuán difícil es para ellos aun comenzar a considerar la conversión. Para ellos la religión es una herencia familiar y el abandonar su fe traería grande vergüenza sobre su familia y aun muerte. Es por eso que es tan importante ofrecer a los convertidos una cercana y fuerte familia en Cristo porque seguramente serán rechazados por su propio círculo familiar. Es también importante entender el valor que ponen en tener comunicación inter-personal. Nosotros entonces debemos tener cuidado de no olvidarnos a mantener comunicación regular con nuestros amigos musulmanes.

Entendiendo sus Preguntas –

  • Sobre la Biblia – Musulmanes dicen creer en la Biblia (Tawrat, Zabur, y Injil). Dicen que Dios primero mandó el Tawrat a Moisés para el pueblo de Israel. Después Él mandó el Zabur a David, y finalmente mandó el Injil por medio de Jesús (Isa). Cada uno de estos fueron entonces corrompidos y es por eso que Dios finalmente mando el perfecto Corán. Entonces una de las primeras objeciones al cristianismo es porque creemos en un libro alterado y distorsionado que ya no refleja la revelación de Dios. La razón para esto es que el Corán dice ser precedido y apoyado por la Biblia, pero cuando ven que claramente se contradicen los musulmanes creen que la Biblia tuvo que haber sido cambiado. La mejor forma de responder a esta acusación es de recordarles que en realidad la Palabra de Dios no puede cambiar. De igual manera Dios prometió proteger su Palabra y Dios no puede mentir (ver: Mateo 5:17, 1 Pedro 1:24-25). Ahora también hay amplia evidencia arqueológica y textual que puede demostrar esto también. Algunos creen que la Biblia fue cambiada en los siglos pasados durante la historia de la Iglesia por medio de los concilios, un ejemplo siendo el Concilio de Nicea. Pero en ese concilio la divinidad de Cristo estaba siendo debatido, no la veracidad de las Escrituras. A otros les gusta creer que el Nuevo Testamento original fue perdido porque el que ahora tenemos no hace mención de Mahoma. En su lugar algunos dicen que el Evangelio de Bernabé, una falsificación del siglo 14, es en realidad el verdadero Nuevo Testamento. Un análisis profundo de estos y similares “Injils” claramente muestran errores internos y externos, ni hablar de que no equivalen al alto criterio histórico y textual del verdadero Nuevo Testamento.
  • Sobre Cristo – Jesús (Isa) ocupa un lugar destacado en el Corán por ser un hacedor de milagroso que nació de una virgen. Pero, según el Corán, él claramente negó ser deidad. El Corán se opone fuertemente a los cristianos que dicen que Cristo fue el “Hijo de Dios”. Ellos creen que él era simplemente un profeta en una larga lista de profetas, diciendo que fue sobrepasado por el último profeta, Mahoma. Al responder esta objeción es importante entender la verdadera raíz del problema. Cuando hablamos de Cristo como el Hijo de Dios, ellos entienden que estamos diciendo que Dios tuvo relaciones sexuales con María para producir a Jesús. Obviamente esto es blasfemia para ellos y para nosotros. Ellos en general, como muchos, sufren mucho para comprender la deidad de Cristo y la Trinidad. Cuando explicamos este punto muchas veces es útil apuntar el testimonio de otros sobre Cristo, y especialmente el testimonio verbal de Dios mismo (Mateo 3:17, 17:5). Finalmente, tienen algunas preguntas sobre la muerte de Cristo. Un texto del Corán parece dar a entender que Jesucristo no murió en la cruz, pero que Judas Iscariote fue hecho a parecerse a él y fue crucificado en su lugar para que Cristo fuese llevado al cielo sin morir (Sura 4:156). Aun otros versos Coránicos hablan de la muerte de Cristo, creando bastante discusión sobre el tema (Sura 3:55, 5:117). Cuando respondemos a esta objeción es generalmente útil apuntar las profecías del Antiguo Testamento que hablan sobre el sacrificio de Cristo en la cruz, y también mostrar la evidencia historia que apoya esto. Irónicamente,  los musulmanes creen que de todos los profetas solamente Jesús sigue vivo en la presencia de Dios. Ellos también creen que él retornará a la tierra en los últimos tiempos y persuadirá a todos los cristianos para que se hagan musulmanes. El concepto Islámico de Jesucristo es claramente anti-Bíblico, especialmente en relación a su deidad y su muerte en la cruz. Aun con todo esto la mayoría de los musulmanes tienen un alto respeto por Jesús y están dispuestos para hablar de su identidad.

Resumen: Mientras que el Islam niega las verdades esenciales de nuestra fe, la verdad que ellos acepten la Biblia y a Jesús en nombre nos abre la puerta para poder dialogar con ellos sobre estos temas. Es importante darles respuestas basadas en las Escrituras para que ellos sepan que nuestra fe está bien basada.

Entendiendo su Cosmovisión –

  • Respecto a países occidentales – Los que nacen en familia musulmana son automáticamente musulmanes. Ya que la mayoría de los países orientales con mayoría musulmana son países islámicos, ellos tienen la idea que el mundo occidental es todo “cristiano”. Por tanto, todo lo que ven en el cine americano y europeo, toda la música y la cultura para ellos es un retrato del cristianismo. Tienen la idea de todo occidental es cristiano, que todo turista que asoma por su tierra es representante de lo que la Biblia enseña. No entienden que los países occidentales son sociedades democráticas y pluralistas donde cada persona es libre para escoger la religión que a él le parece. Por último, ellos interpretan todo los que llega del oeste – lo bueno y lo malo – como algo “cristiano”. Es por eso que la mayoría de los musulmanes creen que los cristianos practican libertinaje sexual porque eso es lo que ven en la televisión. Por tanto, es importante que el cristiano ayude a sus amigos musulmanes a ver la diferencia entre lo que es la cultura occidental y lo que es el cristianismo bíblico.
  • Respecto a ellos mismos – Los musulmanes creen que ellos son privilegiados al ser nacidos en un hogar y en un país musulmán. Por tanto, aunque no siguieran todas las enseñanzas del Islam, con todo, ellos son superiores al resto de la humanidad. Aunque admitieran sus fallas, ellos creen que si van al infierno será por un tiempo y que luego serán admitidos al cielo. Musulmanes no tienen seguridad de salvación. La única forma garantizada de ir al cielo es mediante el martirio. Ellos creen que los que luchan por la causa de Alá (jihad) y que mueren al hacerlo serán admitidos directamente al cielo. En el cielo les esperan vírgenes para colmar su más mínimo gusto o deseo.
  • Respecto al futuro – Por naturaleza el Islam es una religión de conquista. Ellos creen que poseen un mandato divino de conquistar al mundo. Creen que en los últimos días surgirá un gobernador musulmán muy poderoso llamado Al-Mahdi para unificar las naciones musulmanas. Tras de él Jesús (Isa) retornará al mundo para prestarle apoyo a Al-Mahdi. Los dos buscarán la destrucción del pueblo judío. Por fin, Dajjal, uno que dice que es el hijo de Dios, aparecerá y ellos le vencerán a él y de esta manera lograrán establecer dominio mundial del Islam. Nos llama la atención que su percepción del futuro es casi todo lo invertido de las predicciones bíblicas. Parece que se arma el escenario para el drama profetizado en la Biblia.

Resumen – El Islam se ve como agente de Dios en la tierra con la misión de conquista global. Por eso, todo poder contrario se lo ve por último como enemigo suyo. En su lucha contra el occidente malvado ellos sienten libertad de emplear todo tipo de decepción a fin de alcanzar su objetivo. A propósito, la decepción es un medio perfectamente aceptable para vencer al enemigo. Por fin, es de mayor importancia entender que aunque Islam no es en esencia una religión de paz, la mayoría de los musulmanes con pacíficos. La mayoría ni cuenta se da de la meta y agenda violenta del Islam y solamente quieren vivir vidas felices y prósperas.

Comprendiendo Nuestro Rol –

  • Debemos mostrar respeto – En nuestro diálogo con amigos musulmanes es de principal importancia que mostremos máximo respecto por sus personas, su cultura, y sus valores religiosos. El quemar el Corán o hablar peste para su religión tan solo les aleja y alimenta sus prejuicios anticristianos. Además, el entrar en discusiones largas y detalladas en cuanto al Corán o en cuanto a la vida de Mahoma por lo general resulta contraproducente. Aunque no creamos en su profeta ni en sus escrituras sin embargo es esencial que hablemos de esas cosas con respeto y dignidad a fin de ganar su respeto.
  • Debemos buscar oportunidades – Musulmanes por naturaleza son inquietos para discutir temas de religión. Algunos tal vez prefieren no incomodarse, otros se muestran listos para tender la mano y hacerse de amigos. Sin embargo, muchos – sin duda, la mayoría – han sido objetos de tratos vergonzosos de parte personas occidentales y han reaccionado. Por eso es nuestra responsabilidad de esforzarnos para tenderles la mano, darles la bienvenida y mostrarles el amor de Cristo. Una vez que abramos nuestro corazón, usualmente hallamos que ellos está deseosos de ser amigos.
  • Debemos ser fieles testigos – Musulmanes tienen innato prejuicio en contra del cristianismo y ellos creen que somos gente inmoral. Por consecuencia es importante portarse con extrema delicadeza y mostrar pureza en nuestra fe como en nuestro estilo de vida. Nuestra vida vale más que nuestras palabras. Aún después de muchas discusiones tal vez no muestren interés y sin embargo nos estarán observando. La mayoría de las conversiones de musulmanes ocurren después de muchos años de fiel amistad y testimonio acompañado de oración. Por tanto, no se rinda.

En Conclusión – Nuestro mayor aliado en esta labor de ganar a musulmanes es el amor de Cristo que ha sido derramado en nuestros corazones. Tal vez tengan prejuicios en contra nuestro y sean condenatorios de nuestro cultura y religión. Con todo, si dejemos que el amor de Cristo brille a través de nosotros ellos han de responder bien. A menudo descubrimos que el Señor ya ha estado obrando en muchos de sus corazones atrayéndoles hacia él. No es nada raro que un musulmán sueñe de Jesús. Otros ya están desencantados con su fe pero no se animan a admitirlo debido a la presión familiar. Tal vez quieran comparar o ver todas las diferencias en nuestras religiones. Lo mejor es no discutir su religión sino simplemente proclamar el amor de Cristo tal como lo mostró en su sacrificio en la cruz. Por último, es el amor de Cristo lo que les ganará el corazón.

¡Comparte con otros! Share on Facebook
Facebook
169Share on Google+
Google+
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email
Print this page
Print
Publicado en Defendiendo la Fe y etiquetado , , , , , , , , , , , .

2 Comentarios

  1. muy lindo … y me gustaría saber mas … tengo compañeros q me pregunta mucho sobre los judíos y musulmanes … no entienden , ni entiendo muy bien el tema, sobre la gerra de gasa y palestino creo? bueno que dios los bendiga y cualquier información o aclaración sera bien venida

    • Este artículo me ayudó a mi también, ya que mi hermano tiene tanta experiencia en el mundo musulmán. No sabría muy bien cómo responder esas preguntas tuyas sin mucha explicación, Graciela. Pero si me escribes al Facebook por mensaje, intentaré responder como pueda. Disculpa que recién vea este mensaje, no me había dado cuenta!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *